Equipo

IMG-20160406-WA0009

Rafael Sierra Colomer

Rafael Sierra Colomer

Abogado I.C.A.S nº 14.454

Emilio Pujol Congregado

1

Abogado I.C.A.S. nº 13.293

Licenciado en Derecho por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla

Máster en Derecho de Familia y Sucesiones,  por la Universidad Internacional de Andalucía 

Abogado de profesión, Abogado de Familia por vocación.

Y me esfuerzo en una formación continua, a fin de ofrecer el mejor servicio a quien verdaderamente importa: Mi cliente.

Si el derecho es la guía que regula el comportamiento de una persona en sociedad, sin duda las relaciones personales cobran mayor relevancia en el Derecho de Familia, que no es más que la regulación de la vida familiar de las personas, la manera en que van a tener que desenvolverse en su vida diaria con respecto a sus derechos y obligaciones familiares, para una convivencia, conjunta o separada, capaz de soportar cualquier circunstancia.

Es por ello que mi cliente siempre va a ver en mí a un abogado que empatiza con su situación, que se pone en su piel y, a partir de esa perspectiva, le proporciona una solución adecuada a un problema.

El Derecho de Familia es mi pasión, que transmito a mi cliente para que se sienta seguro, siempre asesorado, teniendo como único fin su tranquilidad y confianza.

Licenciado en Derecho por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla

Máster en Derecho de Familia y Sucesiones, por la Universidad Internacional de Andalucía

Abogado en ejercicio desde el año 2011. Mis comienzos en la profesión estuvieron centrados en el derecho a la vivienda, ejerciendo la asistencia jurídica en multitud de pleitos de desahucio, tanto civiles como administrativos, reclamaciones por nulidad de clausulas suelo, ejecuciones hipotecarias…, obteniendo durante estos años un amplio conocimiento de la legislación y jurisprudencia arrendaticia, de propiedad e hipotecaria.

En el año 2013 decidí ampliar mi ámbito profesional realizando un Máster en Derecho de Familia y Sucesiones, descubriendo una rama del Derecho apasionante a la que dedico actualmente la mayor parte de mi actividad.

Pero a su vez, y al margen de los dos grandes pilares donde he asentado mi trayectoria profesional, durante estos cinco años he dirigido numerosos pleitos en las mas variadas especialidades, como por ejemplo, reclamación de indemnizaciones por accidentes de trafico, negligencias medicas, pleitos penales de diversa índole, asuntos laborales…

En todos ellos pongo la máxima diligencia y dedicación, dando información cumplida al cliente de aquellos trámites que vamos realizando, pues entiendo que la relación abogado- cliente se basa en la confianza, y esta solo se consigue con una transparencia plena en todo lo actuado.